Ha sido una sesión muy especial y también una apuesta por parte de Aspace Lugo para que las personas con Parálisis Cerebral puedan comprobar lo que la práctica de yoga les aporta. Durante la sesión he intentado que tomaran conciencia de las sensaciones de su cuerpo, desde las más evidentes hasta las más sutiles y he hecho hincapié en la respiración como herramienta para calmar el sistema nervioso, lo que es de gran importancia en estos tiempos de pandemia mundial.

Como seres humanos debemos y merecemos darnos ese valorado espacio de descanso y desconexión que nos brinda el yoga. Agradezco enormemente a la presidenta y terapeutas de Aspace Lugo por apostar por la práctica del yoga para sus socios con parálisis cerebral, estos terapeutas ven mucho más allá, conocen las capacidades de cada uno/a de sus socios/as y apostaron por Yogaespecial a pesar de que las redes sociales nos invaden con imágenes de Yoga como una combinación de gimnasia avanzada con cuerpos moldeados -las imágenes son hermosas y celebro esos cuerpos que pueden hacer poses complicadas- pero eso no es yoga para mi.

A la práctica del yoga no podemos verla desde afuera, es más sutil, está en la conciencia, uniendo pensamiento y movimiento a través de la respiración. Siempre me emociono a la hora de trabajar más directamente con personas que co

nviven con desafíos de salud mental o física más pronunciadas y lo que más me gusta es saber que desde Yogaespecial difundimos y compartimos un yoga adaptado para cada persona. Estas experiencias realmente me muestran un espejo. No en términos de esas luchas particulares, sino de las similitudes con mi propia lucha, con los desafíos mentales más profundos y la forma en que el yoga me fortalece en mi vida. Para mi es realmente gratificante escuchar a mis alumnos sus relatos y sensaciones de bienestar después de una sesión de yoga. ¡Es música para mis oídos!

Cecilia Cossio, Yogaespecial Lugo