A pesar de que éste está siendo un año bastante excepcional, ha sido una época de comienzos en lugares con personas increíbles. Desde el pasado mes de octubre, nos reunimos semanalmente en las Asociación Activoz, en Tenerife, para practicar Yoga con personas con diversidad funcional una vez más hemos experimentado cómo nuestros alumnos se entregan a la práctica.

Entrar en Activoz es darte cuenta de que el equipo humano trabaja incansablemente para potenciar al máximo las capacidades de todas y cada una de las personas que pasan por alli y, además, procuran que las personas con diversidad funcional se desarrollen plenamente en un entorno social, de ocio y tiempo libre, asumiendo que son competentes para lograr muchas cosas.

Todavía recuerdo, cuando en septiembre del pasado año me reuní con Almudena, la presidenta de la Asociación, para presentarle el proyecto. Sentir su entusiasmo ante la idea que le planteaba, fue realmente inspirador. Ha sido un año lleno de vivencias y de aprendizajes… donde desde el primer momento me hicieron sentir parte de la familia Activoz.

Me emociona echar la vista atrás y ver la cantidad de logros que han ido consiguiendo los chicos en yoga, recordar la cara de sorpresa de las personas que nos acompañaban (para apoyar) al observar cómo son capaces de mantenerse con atención y seguir las indicaciones para hacer las posturas y respirar… incluso observar la satisfacción y la alegría que sentían al terminar la clase y la calma con la que se iban a casa.

Y como colofón, compartir la experiencia con las familias ese momento de conexión a través de la práctica del yoga, fue ya el cierre más bonito que me han permitido vivir dentro de la Asociación. Este año ha sido sólo el comienzo, queda mucho para ayudarles a que experimenten una vida más plena y que, tal y como decimos al terminar la clase, logren cada día ¡ser muy felices!

Romina Hermida

Delegada de Yogaespecial en Tenerife