Metodología

Nuestro protocolo de trabajo

METODOLOGÍA

Trabajamos desde la Entrega y el Respeto hacia ese Ser Humano completo

Yogaespecial es una intervención terapéutica que actúa sobre el cuerpo físico, mental y emocional llevando al alumno a su estado innato de SER.

Es el resultado de la integración de las técnicas yóguicas de Sonia Sumar y Jo Manuel, pero añade además  la necesidad de crear un Vínculo Especial entre el terapeuta y el alumno, en el que entran en juego otros registros del Ser Humano que traspasan los límites del cuerpo y de la mente. Sólo así podremos trabajar desde la Entrega y el Respeto por ese Ser Humano completo, independientemente de su condición o diversidad.

La práctica continuada del Yoga equilibra el sistema nervioso central y desde este estado de calma es cuando nuestros alumnos empiezan a conectar con su cuerpo y a mejorar su calidad de vida.

 

Fomentando la conexión con uno mismo y con el Universo

Beneficios específicos:

  • Mejora la movilidad sutil del cuerpo y la conciencia corporal
  • Genera un tono muscular adecuado para articulaciones y estructuras óseas
  • Mejora el movimiento y flexibilidad de las articulaciones
  • Aumenta la capacidad torácica y el flujo sanguíneo mediante una respiración eficiente y completa
  • Cambia la auto-percepción porque desarrollamos de la conciencia testigo
  • Aumenta la confianza en uno mismo
  • Mejora las actitudes hacia el resto del mundo
  • Ayuda a tolerar la frustración y mejora la autoestima
  • Mejora la capacidad para afrontar situaciones nuevas con actitudes creativas gracias al equilibrio de los dos hemisferios cerebrales
  • Favorece la adaptación al medio y a la realidad porque el Yoga es unión

Los ámbitos de Intervención.

En las sesiones tenemos dos ámbitos de intervención:

– Yoga para Necesidades Especiales. Hablamos de Necesidades Especiales a los apoyos que nuestros alumnos necesitan para lograr los  conocimientos, habilidades y autonomía suficientes para integrarse en la sociedad. En este apartado podríamos incluir a los niños con TDA-H, Discalculias, Dislexia, Disgrafía… que requieren unas necesidades adaptativas concretas. En este caso, estaríamos hablando del uso del Yoga como herramienta de trabajo en la Escuela y en el ámbito general de la Educación.

– Yoga adaptado a Diversidad Funcional, es el nuevo término que usamos  en vez de discapacidad. En este sentido el Yoga se adapta  a las capacidades de las personas con Parálisis Cerebral,TEA, Síndrome de Down, Microcefálea …

Para dar servicio a todas estas necesidades  diseñamos  sesiones a la carta, en grupo o  individuales en función de lo que requiera cada alumno.

En nuestro trabajo es necesario seguir un protocolo de evaluación de diferentes aspectos: físicos, emocionales y familiares, ya que para Yogaespecial es muy importante incluir a la familia y a los profesionales y coordinarnos con  otros terapeutas.

Una vez evaluado el tono muscular, la movilidad de las articulaciones y los aspectos cognitivos y relacionales, empezamos a trabajar con el alumnos en alguna de las fases siguientes, en todas propiciamos el desarrollo de los cinco movimientos básicos de la columna según las posibilidades de cada niño o niña.

– Fase Preparatoria: en la que se prepara la musculatura y las articulaciones del cuerpo del bebé o del niño para realizar más adelante ejercicios más complejos.

– Fase Inductiva: en la que se inducen  determinadas posturas básicas para que su cuerpo las vaya adoptando poco a poco.

– Fase Interactiva: se combina la interacción de las posturas con la autonomía del niño que va memorizando las posturas en su cuerpo.

– Fase Imitativa: el niño imita las posturas del terapeuta desde su autonomía.

A partir de ahí creamos una guía para de trabajo para las sesiones, que está viva y es flexible, teniendo en cuenta las capacidades y las potencialidades del alumno para generar el máximo beneficio. 

Las técnicas que utilizamos.

Las técnicas del yoga que se utilizan son:

− Asanas o posturas físicas: actúan en el plano físico y proporcionan equilibrio, flexibilidad y firmeza. Las posturas se adaptan a la motricidad de los participantes, siempre conservando el esquema básico de movilidad de la columna (4 movimientos: flexión, extensión, equilibrio e inversión). Aquí trabajamos también automasaje y estimulación de puntos endocrinos clave.

− Pranayama o control de la respiración: actúa en el plano emocional-mental y aporta calma y serenidad. El pranayama revitaliza el sistema sanguíneo y equilibra el  sistema nervioso, ya que se produce un tránsito del Sistema Nervioso Simpático al Parasimpático.

− Dhyana o concentración: actúa sobre todo en el plano mental, pero también en el emocional, obteniendo con la práctica concentración y tranquilidad. Trabajamos con cuentos, mandalas y técnicas visuales.

− Nidra o relajación: con la relajación los alumnos adquieren el hábito de soltar tensiones en diferentes momentos del día, lo que propicia un mejor descanso y manejo de las emociones.

− Mantras: es un trabajo con el sonido y sílabas que inducen a la mente y al Sistema Nervioso a la relajación y al positivismo. Por imitación y participación, el sonido y la vibración estimulan áreas del sistema nervioso que retardan la degradación cognitiva y sensorial.

¿Quieres ampliar información?

Indica preferencias

4 + 8 =