respiración alternaExiste un nivel óptimo o arousal por el que nuestros alumnos están preparados para que su atención se enfoque en aprender aquello que escuchan y ven en las aulas, es el arousal. El Yoga propone prácticas muy sencillas para lograr un buen nivel de alerta, como respirar adecuadamente, tensar y relajar los músculos o abrazarnos.

El arousal (según Goult y Krane) es una activación general fisiológica y psicológica del organismo, que varía en un continuo que va desde el sueño profundo hasta la excitación intensa. 

Sabemos que hay ciertos estímulos sensoriales que ayudan a aumentarlo y otros que ayudan a disminuirlo. Si profundizamos en este concepto y en la integración sensorial podríamos entender porqué hay niños que no les gusta que les toquen (defensividad táctil) o porqué hay niños que no pueden parar de moverse (deficiencias del sistema vestibular o del propioceptivo).

Los niños en general tienen una sabiduría interna que los lleva a realizar acciones para regularse solos. Pero el desconocimiento, los requerimientos de la sociedad y en particular el sistema educativo actual, no permiten a los niños autoregularse de forma natural. Esta desregulación da paso a diferentes sintomatologías como hiperactividad, irritabilidad, estrés, ansiedad… El Yoga propone prácticas muy sencillas, pero tremendamente efectivas, para que el arousal sea óptimo y la atención enfocada y el aprendizaje se puedan dar para emprender cualquier tarea.

Asanas: una forma útil de modificar el nivel de alerta

Si en nuestras clases hay niños que llegan con un arousal bajo se les estimula para que suba, si por el contrario vienen con un arousal alto se baje dinámicas para que baje y el nivel de alerta se modifique. También trabajamos los inputs vestibulares y propioceptivos a través de asanas y juegos.

Los niños con problemas para modular los estímulos sensoriales, suelen tener una frecuencia cardiaca alta y su respiración suele ser invertida además de pectoral, así que también les enseñamos respirar adecuadamente para poder activar el sistema parasimpático y relajarse

En nuestras sesiones también aprenden distintas técnicas para regularse ellos mismos. A continuación os enumeramos alguna de ellas:

  • Dibujar o colorear mandalas
  • Utilizar un dibujo para respirar
  • Hacer la respiración de las olas del mar
  • Mirar fotos que me hagan sentir bien
  • Decirme a mí mismo/a una afirmación positiva o un mantra
  • Pensar en 3 cosas que me hagan sentir agradecido/a
  • Estirarme o hacer Yoga
  • Construir algo o hacer un puzle
  • Ser amable conmigo mismo/a y solo respiraR
  • Darme a mí mismo/a o a un peluche un abrazo
  • Beber un poco de agua
  • Hacer la respiración de la mano
  • Utilizar una de las herramientas de la caja de la calma
  • Tensar y luego relajar los músculos
  • Empujar la pared y después relajarse

 

Sonia Gómez Setién

Delegada de Yogaespecial en Cantabria

 

pastedGraphic_1.png

pastedGraphic_1.png

 

pastedGraphic_1.png