Las posturas suaves y las técnicas de respiración pueden resultar eficaces
en el manejo de la hipersensibilidad, la desorientación y los altos niveles
de ansiedad que afectan a las personas con Asperger, también los ayudan a lidiar
con el estrés, la sobrecarga sensorial y los problemas de conducta.
En búsqueda de herramientas que ayuden a complementar las terapias tradicionales con
las que se trata este trastorno, en distintos países europeos y en los Estados Unidos,
comenzaron a implementarse sistemas de yoga adaptado, de control postural y de la
respiración con el objetivo de lograr un mayor autocontrol y mejora de síntomas.
El yoga ha demostrado gran efectividad tanto en niños como en adultos para controlar y remitir distintos síntomas.si quieres saber más pincha aquï