Pues aquí estamos, después de dos años -prueba de antígenos por medio- reunidas en un pueblo de la sierra de Madrid en este Tercer Encuentro de la Asociación Yogaespecial. Han sido dos días revitalizantes, llenos de risas, de cariño, de compartir experiencias y de fijar proyectos para el próximo curso. Uno de esos regalos que te trae la vida y que como en cualquier sesión de Yoga, te vas mucho mejor de lo que llegaste.

Teníamos ganas, durante este periodo de ‘confinamiento’ nos hemos agarrado a lo virtual para vernos, pero la presencia es otra dimensión. Hemos compartido sesión de Yoga Somático con Vinca Mérida, Delegada en Ávila, en la que hemos constatado que menos es más, con esos micro movimientos que nos han ‘arreglado’ el cuerpo y han aportado más conciencia corporal.

¡Ay si el ser humano supiera escuchar y escucharse!, a esa Escucha Activa nos ha llevado Sonia Gómez, Delegada en Cantabria, mirándonos a los ojos, recibiendo y sintiendo, con presencia. Se trata precisamente de ese ‘Darse Cuenta’ del que habla J. Krishnamurti en su libro del mismo título. En la conferencia que ofreció Aurora Guillén, Delegada en Madrid, vimos como el ‘darse cuenta’ de lo que es y no de lo que nos gustaría que fuera, acaba con el conflicto y la confusión y que el ego, la imagen que nos empeñamos en proyectar, es el germen de nuestras desdichas.

La fuerza de la voz

Nos enraizamos con nuestras voces, con nuestro sonido, porque cada uno de nosotros, explicó Arantxa Bermejo, la presidenta, tiene su propio sonido que sale del cuenco, la cavidad abdominal, y así nos fue guiando para sacar nuestra voz y fundirla con las del resto del grupo, uniéndonos en ese canto en el que incluimos a las socias que no pudieron estar.

Y qué poderío experimentamos con la sesión de Chi Kung; respiración, recorrido por el cuerpo, movimiento de energía, soltar para poder tomar…Mar García- directora de Sat Nam, nuestra sede central- nos llevó, a través de la danza de esta práctica, a convertirnos en ‘emperatrices’ de nuestra vida.

Muchas amamos el Yoga Nidra y deseábamos iniciar cuanto antes la sesión que nos había prometido Sonia Gómez. Yoga Nidra es el sueño psíquico, ese sueño en vigilia que te guía por los espacios de la mente. Y hacia ese viaje fuimos repitiendo nuestro Sankalpa con determinación y desde el corazón. Es una práctica tan potente que Esperanza Ruiz, Delegada en Málaga, no volvió a ser la misma en el mejor sentido de la expresión; le removió todo y aún así puso su gran humor y experiencia a nuestro servicio.

Estuvistéis todas

Celebramos que Gemma Gómez, delegada en Paracuellos del Jarama, se uniera al encuentro después de un tiempo de ausencia y nos transmitiera su entusiasmo por el Yogaespecial. Qué alegría nos dio Lucía Martín al presentarse el viernes para cenar con nosotros. Conocimos a Verónica Piqueres, delegada en Castellón, qué dulzura de socia y qué buenas aportaciones hizo, además de que ha asumido el cargo deTesorera. Romina Hermida, nos siguió virtualmente desde Tenerife, también lo hizo Berta Numar desde Palma. Y una mención especial a Sonia Señor, delegada en Ourense, que siempre está con su presencia activa y expresando las frases justas, aunque ella comenta que le gustaría hablar un poco más.

Y trasmitiros que las que no pudisteis acudir, estabais. Y una vez más se nos hizo la boca agua con los platos de Eloi Bonafonte, cuya comida es un festival de sabores, texturas y olores. Y qué decir de Kumar, el bebé de Arantxa y Eloi y de su hermano Anup, que actuó de cuidador y que a veces se quedaba perplejo con nuestros comentarios.

Debatimos sobre los próximos proyectos: del proyecto de llevar el Yogaespecial a los Centros de Educación Especial, de las colaboraciones con la Fundación Querer y con la Fundación Bertín Osborne, del convenio de colaboración con la Fundación Adecco, de ofrecer Retiros de fin de semana a las familias y a los docentes…pero sobre todo nos volvimos a afianzar en nuestra razón de ser que es aumentar la calidad de vida de nuestros alumnos y de sus familias a través de la práctica del Yogaespecial. Nada más y nada menos.